Una Sonrisa Terrible.
Desde aquí os mantendremos informados de toda la actualidad de este grupo y de su último disco Foto-finish, disponible para su descarga gratuita aqui mismo, y en edición digipack de lujo en Discos Oldies y en Discos Amsterdam

martes, 27 de junio de 2006

Feria del rock valenciano

Mientras los 40 principales celebran su nosecuantos aniversario de dictadura. Mientras se siguen celebrando reuniones de antiguas glorias. Mientras la industria de la música (as we know it) da sus últimos coletazos.
Mientras. En la ciudad de Valencia. La inquieta Isa Terrible y un buen puñado de amigos, ofrecen una nueva propuesta multidisciplinar bautizada con el nombre de Feria del rock valenciano.
Programada para el próximo día 8 de Julio en la sala el Loco, la feria pretende dar buena cuenta de la vibrante escena local.
Para la ocasión, el colectivo comandado por Néstor Mir, es decir Incrustados en el escaparate, colabora con su ya conocida propuesta; un escenario, varias guitarras y unos diez minutos por artista. En el cartel podéis consultar la impresionante lista de artistas previstos.
(Atención porqué asistiremos al debut en directo del proyecto de los terribles Raúl, Antonio y Edu llamado Corpus Christi)
Mientras el escenario esté vacío tendremos un insuperable equipo de D.j.s en cabina (al cartel me remito de nuevo).
Podremos disfrutar de las obras plásticas de varios artistas relacionados con el mundo de la música. Tendremos también un mercadillo donde se podrán conseguir discos, maquetas, ropa..etc...etc...
Y todo eso desde las 18:00h. aprox. hora en que el Loco abrirá sus puertas al público, por tan sólo 3€.
-¿Seguro que tienes cosas más importantes que hacer? ...¿sí? ...¿Seguro? ...No te creo.

1 comentario:

El Joven dijo...

¿Y puesto de bocatas habrá? Porque esto mola, pero empieza muy prontito, y claro, entra la gusa y uno deja de apreciar en toda su plenitud aquello que tiene ante sus ojos y oidos, ensordecido por el rugir de su propio estómago. Y quebrantar tan mística comunión para ir a comerse un bocata calamares al bar de la esquina, dejándolo todo atrás aunque sea solo unos minutos también es un duro trabajo personal. ¡Dios, qué conflicto interno!